MI VIAJE A ESTAMBUL

Estambul

Bienvenidos a Estambul, la cuidad más poblada de Turquía, ubicada en el Bósforo y, sin duda, uno de los lugares más bellos del mundo.

Las zonas históricas de Estambul fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, por sus importantes monumentos y restos históricos.

Yo os cuento mi recorrido por la cuidad, los restaurantes en los que he estado, las experiencias vividas, y las impresiones que me llevo de este lugar.

El primer día visité el Palacio Topkapi, centro administrativo del imperio otomano, que hoy día es un palacio-museo, donde te haces bastante idea de cómo vivían.

 

Tras el Palacio, enfilé hacia el Gran Bazaar, uno de los bazares más grandes del mundo. Está en la “ciudad vieja” y tiene más de 4.000 tiendas. Joyería, orfebrería, y muchas imitaciones de grandes firmas. También visité el Mercado de las Especias (mas pequeño que el Gran Bazar), lleno de color y de los dulces típicos turcos.

Otra buena idea es bajar en Teleférico, tras dar un paseo por la “milla de oro” (en lo que a tiendas de lujo se refiere y donde podréis comprar con un 10 y un 15% más barato que en España)

Esa noche fui a cenar a Mikla, situado en la última planta del Hotel Marmara Para, increíbles vistas y mejor cocina. Se ha convertido en una de las estrellas culinarias de Estambul, con varios premios que así lo acreditan. Su cocina es una fusión turca y nórdica.

 

Otra cosa que no podéis perderos es subir a la Torre Galata, la centinela de Estambul. Increíbles vistas desde allí.

Al día siguiente vivita obligada a Santa Sofía,(desde donde veréis la Mezquita Azul) y súper experiencia en un Hamman (hombres y mujeres por separado, por supuesto). No sabrás lo que es un super relax hasta que te mimen en un lugar como Ayasofya Hurrem.

Los taksis, que así se llaman, no son nada caros, pero a mi encantó cruzar de un lado a otro en barco por el módico precio de 1 euro.

Otro sitio espectacular para cenar es Sunset. Ofrece unas vistas espectaculares de la cuidad, mientras cenas (cocina mediterránea, turca y japonesa), y observas el puente colgante que cruza el Bósforo. Yo me pedí, como no, un kebab:

Y la última noche conocí Neolokal, de nuevo vistazas de la ciudad, donde podréis disfrutar de la genuina comida turca combinando el uso de técnicas modernas.

Hummus y los paisajes de Anatolian, es la interpretacion que su chef, Maksut Askar, hace de de este plato tan típicamente turco 🇹🇷 y sumamente popular a lo largo y ancho de todo Oriente Medio.

Os animo 100% a venir a Estambul, una cuidad que os llenará de sensaciones de lo más evocadoras…

Quizá te interese