EL SPA DEL HOTEL MANDARÍN ORIENTAL RITZ

En el Mandarín Oriental Ritz han pasado tantas anécdotas y visitas de personajes históricos, desde Hemingway, Grace de Monaco y Rainiero, Ava Gadner, Madonna… que podríamos pasarnos horas hablando de este icónico hotel de Madrid.
Tres años ha durado su restauración. Tres años donde el desafío ha sido cambiarlo todo, para que todo siga igual. Para mantener intacta la esencia del Ritz.

Sus puertas de cuatro metros dan la bienvenida a los huéspedes. Y a partir de ahí todo es un sueño.

Yo he tenido la suerte de conocer hoy el maravillosos SPA donde los especialistas de The Beauty Concept, con Paz Torralba a los mandos nos llevan directos al paraíso.

El cielo estrellado de Madrid está recreado en el techo de la preciosa piscina del spa, un palacio sumergido donde disfrutar primero de las bondades del agua, con sauna, baño turco, duchas especialísimas, para después envolverte en un lujoso albornoz y disfrutar de la magnífica carta de tratamientos faciales y corporales de The Beauty Concept. Suena bien ¿eh?

Yo he disfrutado de uno de los mejores faciales que me he hecho en la vida, y ya acumulo unos cuantos, que se llama Sublime Mandarín Oriental Ritz con la marca Valmont, y que resumiendo 90 minutos extra sensoriales se trata de: una doble limpieza, una doble exfoliación, y una triple mascarilla con maniobras inspiradas en técnicas orientales.

Al finalizar este facial unido a la sensación de bienestar me encuentro con mi piel extra hidratada, luminosa y con las facciones mucho más relajadas y firmes. Una experiencia que os recomiendo al 100% ahora que con todo lo que hemos pasado cuidarse se ha convertido casi en una obligación ❤️

Quizá te interese