VERANO EN MORAIRA

Estoy enamorada de la Costa Blanca. Y es un enamoramiento reciente, porque admito que por cosas de la vida conocía muy poco esta parte de levante. Su orografía y colorido recuerda mucho a Mallorca. Moraira, en la provincia de Alicante, nos  pareció muy buena opción  por la situación del COVID que seguimos soportando, como tampoco está muy apetecible viajar al extranjero positivicemos quedándonos en nuestras playas. Hay mucha oferta de casas de alquiler, de diferentes tamaños, según las personas que seáis.


Esta es la Cala Moraig, no tiene un acceso muy complicado, únicamente una gran subida de vuelta a casa, y dentro de lo que cabe estaba poco masificada. Eso si, si sufrís de vértigo no es el mejor sitio.

Agua cálida, donde recomiendo el uso de escarpines, donde disfrutaréis de baños maravillosos.

¿A que es una belleza este sitio?

Llevo un bikini de Bostar que ya sabéis que son mis favoritos. Cuando compréis uno y el año que viene esté perfecto entenderéis que es una buena inversión.
Otro planazo es navegar de cala en cala. Podéis tener la suerte de tener un amigo con barco, o también existe la opción de alquilar.

En este caso zarpamos desde el puerto de Altea, otro lugar con muchísimo encanto, y pasamos el día entero navegando por Mascarat y el Portet.

Con traje de baño de Kone. Favorecen mucho y son perfectos para la última hora de la tarde.

¿Véis lo que os digo del color del mar? 💙
Os animo a venir mucho mucho.

Quizá te interese

ESCAPADA A ASIA GARDENS